Por la grave crisis, comerciantes piden ayuda al Estado

0
93

La caída en las ventas en el comercio de San Juan viene siendo sostenida desde hace meses. Incluso, en noviembre, la actividad cayó 5,1%, porcentaje considerablemente mayor que en Nación, donde la recesión fue del 2,9%. Aun sin los datos de diciembre del 2023, las asociaciones que nuclean a los comerciantes ya avizoran que el resultado de la creciente inflación, la cual se prevé que sea del 30% mensual hasta marzo, será que los locales de la provincia comiencen a cerrar. Por este motivo, Dino Minozzi, presidente de la Federación Económica, y Marcelo Vargas, delegado de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), indicaron que es esencial que el Gobierno local tome cartas en el asunto y preste asistencia.

Si bien ambos dirigentes difieren en la forma en la cual el Gobierno de San Juan podría contribuir a evitar que comience una ola negativa en los comercios de la provincia, ambos plantearon que es necesario que desde el Estado se preste asistencia tanto económica como logística.

Minozzi planteó que durante los próximos meses, el sector más golpeado indudablemente será el comercio. Es que, al subir considerablemente la inflación, el consumo de productos como ropa, calzados y otros “gustos”, comenzará a bajar. La caída de las ventas, sumado a las dificultades económicas para sostener alquileres, impuestos y otros gastos, serían un «cóctel mortal» para la actividad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí