La nueva pregunta…¿Qué pasará con el turismo?

0
261

En el medio de la pandemia, mientras los vuelos internacionales regulares aún están restringidos y las fronteras de varios países permanecen cerradas para los turistas argentinos, la demanda de viajes al exterior se desplomó. Para los que estimaban alguna recuperación en los próximos meses, ahora se sumará un nuevo freno: las nuevas restricciones cambiarias, que suman un 35% al 30% del Impuesto PAIS, encarecerán los viajes fuera de la Argentina.

Según las medidas del Banco Central, los pasajes y servicios turísticos en el exterior pasarán a estar afectados por el nuevo régimen de percepción del Impuesto a las Ganancias del 35% desde este 16 de septiembre de 2020. Esto incluye la adquisición de servicios en el exterior contratados a través de agencias de viajes y turismo –mayoristas o minoristas– y servicios de transporte terrestre, aéreo y por vía acuática, de pasajeros con destino fuera del país.

Como sucede con el impuesto PAIS, para estas operaciones, aunque para los consumidores sean facturadas en pesos, se requiere acceder a dólares para poder cancelar la compra. Solo se evitan el impuesto y la percepción si la facturación y el pago se hacen en dólares.

“Cuando se compra un ticket aéreo al exterior, el pasaje se emite en pesos y se paga en pesos con el impuesto PAIS. Ahora va a corresponder la percepción de Ganancias sobre la misma base del impuesto. Si lo emiten en dólares y lo pagás en dólares, no corresponden ni el impuesto ni la percepción del 35%”, explicó el tributarista Sebastián Domínguez, socio del estudio SDC Asesores Tributarios.

Las percepciones del 35% sobre el precio de los pasajes o de otros servicios turísticos se pueden tomar a cuenta del Impuesto a las Ganancias. En el caso de los monotributistas y los que no son responsables del Impuesto a las Ganancias, se pueden computar como pago a cuenta del impuesto sobre los Bienes Personales.

Para los que no son contribuyentes de ninguno de estos dos impuestos, se va a poder pedir a la AFIP la devolución de las percepciones una vez finalizado el año calendario. Es decir, en enero 2021 se puede pedir la devolución de las percepciones de 2020.

Desde FACVE, la asociación que agrupa a las agencias de viajes, expresaron su “gran preocupación” sobre el impacto negativo de las nuevas medidas del BCRA en la industria del turismo. “Llevamos más de seis meses de inactividad y las proyecciones de reactivación son muy sombrías, considerando los tiempos que se estiman para que exista una vacuna. Pero, adicionalmente, nuestro país ha perdido el horizonte de recuperación y está inmerso en una crisis política, económica y social que agrava la situación del sector”, señalaron en un comunicado. “Si otro fuera el contexto, creemos que la Argentina tendría una oportunidad de posicionarse en la nueva forma de viajar y hacer turismo que no debemos desaprovechar”, agregaron.

Desde la Federación de Agencias de Viajes y Turismo (Faevyt) destacaron que con el nuevo régimen de percepción se genera una doble carga impositiva para los servicios que comercializan las agencias de viajes, agregando más sobrecarga administrativa y costos en las empresas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí