Bloques de «sangre» y un mensaje subliminal en la puerta de un organismo estatal

0
45

En pleno Halloween en San Juan apareció la puerta de una repartición de Gobierno con una especie de hechizo debido a que estaba colmada de bloques de hielo de color rojo que simulaban ser sangre y mensajes subliminales.

Se trata de la Dirección de Hidráulica, ubicada en calle Agustín Gnecco y avenida Ignacio de la Roza, en Capital. En la misma aparecieron este martes 31 de octubre más de 100 bloques de hielo rojos que, al derretirse en las veredas, parecía que las mismas estaban llenas de sangre. 

Además, en las veredas se pegaron una serie de códigos QR con la siguiente frase: «Democracia es también un nuevo código de aguas». Al escanear el código aparece un drive con un texto de Horacio Hurtado Ocampo que en el segundo párrafo expresa: «Estos prismas de hielo se derriten al sol como se derriten la escasa nieve precipitada este año. Pretenden comprobar que el recurso hídrico es finito. Son rojos porque conjugan vino y sangre».

Asimismo, luego del texto hay una serie de notas periodísticas de diversos medios de comunicación en las que se apunta contra los viñateros de la provincia porque «se niegan a cuidar el agua» en medio de la crisis hídrica. 

Hasta el momento no hay sospechosos ante este hecho, ya que en la zona no hay cámaras de seguridad, las mismas recién se encuentran sobre Ignacio de la Roza. Mientras que, en la vereda de enfrente de Hidráulica, en la Obra Social Provincia, hay un efectivo policial en la puerta de ingreso, pero el mismo está adentro de la entidad, por lo que no vio a las personas que cometieron el hecho.

Según lo que comentaron los trabajadores de limpieza del organismo a la AM1020, ellos ingresaron a trabajar a las 6 y aún no se había realizado esta especie de reclamo. Es decir que lo hicieron entre ese horario y las 7.30 debido a que en ese horario ya estaban colocados los bloques y los códigos. 

Al percatarse de la situación estos trabajadores comenzaron a levantar de forma inmediata estos bloques y a limpiar las veredas que parecían regadas en sangre. Precisamente, a las 8.40 ya no había ningún bloque y las veredas habían sido baldeadas, por lo que no habían quedado registros de este mensaje que se envió en Halloween.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí